Medio Oriente

Documento secreto describe el plan de Estados Unidos e Israel para la guerra al estilo de Siria en el Líbano-Informe

El presidente libanés, Michael Aoun, recibió un documento de EE.UU.-Israel que detalla los planes para crear una guerra civil en el Líbano, durante la visita del secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo a Beirut, Líbano, el 22 de marzo.

El documento describe operaciones encubiertas de falsas banderas y una posible invasión israelí, informó la estación de televisión libanesa Al-Jadeed.

Según el informe, la fuente del documento es israelí y fue creado en asociación con los Estados Unidos, no está claro quién lo presentó exactamente al Presidente Aoun.

Alerta geopolítica tradujo los contenidos del informe.

El documento presenta un supuesto plan de los Estados Unidos para dividir a las Fuerzas de Seguridad Internas del Líbano, una institución nacional separada del Ejército del Líbano. Esto se llevaría a cabo mediante una inversión de $200 millones en las Fuerzas de Seguridad Internas. El dinero se “disfrazaría” como un medio para mantener la paz, pero se designarán específicamente $2.5 millones para crear un conflicto contra Hezbolá.

El documento establece que el objetivo final es desestabilizar el país creando una guerra civil en el Líbano que “ayudará a Israel en la escena internacional”. Los Estados Unidos e Israel planean lograr esto apoyando a las “fuerzas democráticas”. Si eso le suena familiar, esto se debe a que actualmente está ocurriendo en Venezuela (o está a punto de suceder) y está sucediendo activamente en Siria y Libia.

El documento tampoco espera víctimas, mientras que la “carga total de nuestra potencia de fuego se desatará”. La guerra civil llevaría a solicitudes de intervención de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), y después de la “extrema resistencia” que Israel aceptaría por tanto.

Israel, según el documento, también desempeñaría un papel vital en la creación de “operaciones encubiertas de falsas banderas” con la progresión del conflicto. Las operaciones no están especificadas, pero podrían incluir ataques químicos, similares a los que se culpa al gobierno sirio.

El documento admite que el plan podría ser desafiado por la fuerte presencia de Hezbolá en todas las áreas de gobierno en el país, así como en las Fuerzas de Seguridad Internas y el Ejército libanés.

Por otra parte, durante su visita, Mike Pompeo le dio a Michel Aoun un ultimátum: contener a Hezbolá o enfrentar las consecuencias.

“Se necesitará valor para que la nación del Líbano se oponga a la criminalidad, el terror y las amenazas de Hezbolá”, dijo Pompeo.

Sami Nader, un analista político libanés, dijo que este cambio se produjo como parte de la inversión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de la política de Medio Oriente de su predecesor para enfrentar a Irán. “Ahora EE.UU. dice: ‘Hezbolá es tu problema’. Como en un problema libanés que el Líbano debe resolver y no los Estados Unidos”, dijo Nader.

El gobierno libanés no está seguro de cómo cumplir los deseos de Pompeo. No puede enfrentarse militarmente a Hezbolá ni impedir que acceda a su parte de los recursos del gobierno. Según Aoun, Hezbolá obtuvo dos tercios de los votos chiítas en las últimas elecciones. Eso le da derecho, según la convención libanesa, a ofrecer servicios y empleos a sus electores, tal como lo hacen los partidos sunita, drusa y cristiana.

No está claro si el personal de Pompeo presentó este documento a Aoun como una amenaza antes de su reunión. Sin embargo, si los documentos son ciertos, está claro que los EE.UU. y sus aliados planean llevar a cabo operaciones clandestinas similares a las pasadas y actuales en Siria, Libia, Yemen, Somalía, Irán.

Fuente

Loading...

Deja un comentario